Desarrollo urbanístico

Urbanismo Pontedeume

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

La fundación de la Villa de Ponte do Ume da lugar a una primera estructura urbanística formada por trece manzanas (ver gráfico inferior) ordenadas en función de un camino ya existente, que era denominado “Camino procedente de Andrade” (actualmente Rúa Real).

En 1284 ya existía una cerca, la cual sería precedente a la que será la muralla de la Villa, en un primer momento con tres puertas.

En 1363 ya hay constancia de la existencia de la Iglesia Parroquial de Santiago, que, según la documentación venía a sustituir a la Capilla de Veracruz, la cual prolonga su vida hasta que el Arzobispo Bartolomé Rajoy la reedifica.

La presencia durante siglos de la familia Andrade en Pontedeume hizo crecer urbanísticamente la Villa y su estancia quedó patente con el levantamiento del Pazo de Andrade por Fernán Pérez de Andrade entre 1370 y 1380. La acción de Fernán Pérez, aún así, parece que sólo se encaminó a dotar a Pontedeume defensivamente y en aspectos de comunicación, patente con la construcción del primer puente que cruzó la ría (de gran importancia para el desarrollo de la comarca y por su situación estratégica), prefiriendo para su actividad comercial a A Coruña y Betanzos, siendo este último su lugar deseado para ser enterrado. En este hecho se deja entrever que la relación del señor con Pontedeume no fue todo lo amorosa que se podría esperar. Sus descendientes, excepto Fernando de Andrade, desearon también ser enterrados en un panteón familiar en Monfero.

Pontedeume Edad Media
Pontedeume en la Edad Media. Dibujo realizado a partir del original de Fernando Sarmiento, según estudio de Carlos de Castro.

Don Fernando fundó, en 1538, extramuros, el Convento de los Agostiños (Agustinos) y levantó el convento, la capilla mayor de la Iglesia Parroquial de Santiago y la sacristía. Contribuyó también a las obras de reparación del puente.

Hasta finales del siglo XV o principios de XVI, Pontedeume no contó con una casa del concejo. La primera casa del concejo sufrió el incendio de 1607, reedificándose poco después.

Pontedeume altera progresivamente su fisonomía original desde el siglo XVII, en el que la Villa ya crece fuera del perímetro de la muralla, mientras ésta comienza a deteriorarse.

Ya en el siglo XIX se hacen mejoras en las vías de comunicación, así se produce una reestructuración de la red ferroviaria (el ferrocarril llega a Pontedeume en 1913) y de las carreteras.

Entre 1856 y 1859 se construye la carretera de Xuvia a Betanzos por el emplazamiento actual de la N-651, sustituyendo el antiguo camino a través de la Rúa de San Agostiño (S. Agustín).

La muralla continúa deteriorándose progresivamente, de modo que, en 1900, ya sólo existía una de las siete puertas: la del Puente o “Arco de Maldonado”, la cual fue derribada ya en 1905.

Pontedeume en 1882
Pontedeume en 1882. Dibujo realizado a partir del original de Marta de las Heras (basado en documentos del Archivo Municipal de Pontedeume)

Fue el concejo el órgano de decisión fundamental que impulsa las transformaciones urbanísticas. Así el concejo promueve que una parte de los impuestos recaudados se gasten en la potenciación urbanística y, en concreto, en la reparación del puente, el mantenimiento de las fuentes y lavaderos y en el mantenimiento de los edificios públicos.

Los esfuerzos del concejo por mantener el puente en buen estado fueron continuos, de ahí las continuas reparaciones y el dinero invertido en ellas.

En la década de los 40 se llevan a cabo obras de relleno sobre el mar, que culminarán a mediados de los 90 en la construcción de un paseo marítimo, condicionando en gran medida el aspecto actual de la Villa.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario