Fragas del Eume

Fragas del Eume

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El Parque Natural de las Fragas del Eume acoge las fragas costeras mejor conservadas de toda Europa, y uno de los escasísimos bosques de su clase del continente.

Albergan numerosas especies animales y vegetales amenazadas, algunas reliquias, así como los ecos de una extraordinaria historia que toma singular brío en la época medieval.

¿Qué es una fraga?

En Galicia les llamamos fragas a las zonas de bosque espesas, al interior de las cuales la luz llega siempre velada por el ramaje. Perduran así en su seno la humedad, la frescura, la temperatura casi constante y, sobre todo, la vida. Existen en las fragas miles de formas diferentes, cada una de ellas pieza imprescindible de un ecosistema tan frágil como pertinaz y longevo.

Fragas del Eume
Foto: Casa do Castelo de Andrade

Y así, desde siempre encontramos estos lugares proclives a la magia y al misterio, a la meditación y a las leyendas. Y los integramos en nuestra cultura.

El término “fraga” abarca, en el lenguaje popular gallego, varios tipos de bosque. Todos ellos pertenecen a los denominados bosques atlánticos caducifolios europeos: robledales de varias especies, hayedos, abedulares o bosques de fresnos y avellanos.

Fragas del Eume
Foto: El blog de Oswaldoces

Según las condiciones de clima, suelo y altitud de cada zona, el árbol dominante puede ser el carballo (Quercus robur) o el melojo (Quercus pyrenaica). Con ellos conviven otras especies como castaños, acebos, espinos, laureles, madroños, perales silvestres o alcornoques.

Integran el parque natural varios ecosistemas típicos de interior de la provincia de A Coruña, además de la propia fraga: el río Eume con su extenso bosque de ribera, el matorral de tojo y genista, y la campiña con sus tierras de labor, prados de siega, setos y edificaciones tradicionales.

Situación

El Parque Natural de las Fragas del Eume, declarado en 1997, se extiende por 9.125 hectáreas de laderas y montes que acompañan al río Eume a su paso por la provincia de A Coruña.

Fragas del Eume
Foto: Praza.gal

Su límite oriental es la Sierra de la Loba (700 m. de altitud), en la cadena dorsal gallega. Hacia el oeste, el parque se extiende hasta muy poco antes de la desembocadura del río en Pontedeume. Todo su territorio se encuadra en la comarca del Eume, que limita al norte con la de Ferrolterra y al sur con la de As Mariñas.

Son cinco los ayuntamientos que comparten el espacio natural. De este a oeste: As Pontes de García Rodríguez, Monfero, A Capela, Cabanas y Pontedeume.

Un tesoro en helechos

Singular interés tienen los helechos de las fragas, algunos de ellos verdaderas joyas botánicas provenientes de la época terciaria (entre hace 65 y 1,6 millones de años), cuando los dinosaurios aún dominaban la Tierra.

Helechos
Foto: Pixnio.com

Junto a ellos, a la sombra de los árboles o en los márgenes de los campos de labor, crecen infinidad de plantas y flores, algunas de ellas también exclusivas del noroeste peninsular.

Fauna

En cuanto a la fauna, destacan las fragas por su población de mamíferos, que incluye lobo, corzo, jabalí, nutria, marta, garduña, jineta, tejón…

También las aves forestales mantienen en el parque nutridas poblaciones: carboneros, arrendajos, petirrojos… Las paredes del cañón del Eume son el único hogar del búho real en la provincia de A Coruña.

Corzo
Foto: Hunters-ers.com

Entre los anfibios, la salamandra rabilarga, casi exclusiva de Galicia, tiene aquí una excelente población. Los invertebrados están representados por una enorme variedad de especies. Las más representativas del carácter único de estas fragas son tres endemismos: el Carabus galicianus, la babosa Geomalacus o el Pyrochora coccinea.

El Monasterio de Caaveiro

Situado en el corazón de las fragas, en un promontorio sobre el río Eume, este monasterio fue fundado en el siglo IX en la entonces villa de Calavario, de ahí su nombre.

Su historia es la de las propias fragas: vinculado a las familias Traba y Andrade, su jurisdicción se amplía a una extensa comarca.

Monasterio de Caaveiro
Foto: Casa do Castelo de Andrade

La crisis llega con el siglo XIX y, con motivo de la desamortización, en 1849 sale a subasta. Es adquirido por un particular, que acomete su restauración. En 1971 es declarado conjunto histórico-artístico y, en el 1975, monumento de interés provincial. En 1986 se aprueba el expediente de expropiación que convierte al monasterio y sus alrededores en propiedad de la Diputación de A Coruña.

Recientemente ha sido restaurado en su totalidad, habiendo recuperado así todo su esplendor.

Descargas

  Guia Parque Natural Fragas do Eume

  Mapa Parque Natural Fragas do Eume

  Guia Senderismo Parque Natural Fragas do Eume. O Camiño da Fraga

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario