Los incendios

A lo largo de la historia de la Villa se van a suceder una serie de incendios que van a tener bastante importancia en el desarrollo urbanístico de la zona.

Estos incendios, algunos verdaderamente catastróficos, como los de 1533 y 1607, ponen de manifiesto la importancia de la utilización de la madera en las construcciones de la época.

El incendio de 1533 debió ser considerable, a pesar de las escasas noticias sobre el tema, porque quedaron solo 20 casas situadas a la entrada de la Villa, salvadas por estar contra al viento.

También fue considerable el del año 1607, en el que se sabe que ardieron más de 300 viviendas, quedando solo 9 de las más pequeñas. El incendio afectó a la iglesia y al ayuntamiento, quemándose en este el archivo municipal.

Concello
Solar donde se encuentra actualmente el Concello de Pontedeume

Así, en 1617, se abre la plaza del ayuntamiento, adquiriendo las casas que se habían quemado, y con las ordenanzas de 1619 se mejora el empedrado y el alcantarillado.

Del incendio de 1621 no se sabe nada. Seguramente, y dado que la superficie quemada no fue de alta consideración, es el que propició el voto a San Nicolás de Tolentino, uno de los copatrones de Pontedeume.

En 1892 se quemaron tres casas en la travesía del Alfolí (ahora Plaza del Pan), donde el concejo aprovechó para construir un mercado, que luego sería derribado.

Compartir:

Otras páginas que te pueden interesar

Celtas

Antiguos pobladores

Los celtas son los primeros pobladores «históricos» de Galicia y, por extensión, de la comarca eumesa a partir del siglo VI a.C., en que se impusieron a los habitantes autóctonos

Leer más »
Pazo dos Andrade

La Casa de Andrade

Fernán Pérez de Andrade «O Boo» es el primer señor de Pontedeume en virtud del privilegio otorgado en Burgos el 19 de Diciembre de 1371 por Enrique de Trastámara como

Leer más »
Carrito de compra
Scroll al inicio